“El éxito de The Guardian Weekly nos enseña el valor del papel para presentar la información”


Alex Breuer es el director creativo del diario británico The Guardian. Previamente, ha trabajado tanto en plataformas digitales como impresas para marcas como The Times, Financial Times, Esquire o Men´s Health. En The Guardian, ha desarrollado nuevas formas de contenido y diseño responsive que no solo incorporarán lo mejor del pensamiento periodístico y del diseño editorial sino también nuevos enfoques que se traducirán en nuevas tecnologías. Dirigió entre 2017 y 2018 la transformación de su periódico de berlinés a tabloide y la evolución que acompaña a la marca The Guardian.

Alex Breuer en su presentación en el Congreso ÑH2018 en Madrid

Alex Breuer en su presentación en el Congreso ÑH2018 en Madrid.

¿Cómo se aplica el “diseño” en The Guardian?

Mi rol como director creativo cubre los productos impresos, digitales y marketing. Tengo un gran equipo de diseñadores. Cada equipo tiene un modo diferente de trabajar: los que trabajan de lunes a viernes en el diario impreso junto con los periodistas y editores, la gente de marketing que trabaja con briefs, y los del equipo digital que trabajan con una estrategia volcada hacia el extranjero. Trabajamos con un sistema de objetivos. El reto en el rediseño estaba definido por qué problemas teníamos que resolver, qué sabíamos de nuestros lectores, qué oportunidades teníamos…

Hace casi un año rediseñaste el diario junto con Chris Clarke y el equipo de diseño del diario. ¿Cómo fue rediseñar un diario tan icónico?

Empiezas con una hoja de papel en blanco. Traté de entender cuáles podrían ser los problemas, y qué oportunidades había para aprovechar el cambio. Hubo una larga conversación inicial con los redactores jefe. Se les planteó: ¿cómo os gustaría que fuera el periódico? Mientras tanto, el equipo de periodistas estuvo pensando cómo quería escribir: ¿piezas largas? ¿cortas? Después de varias conversaciones, tenía la suficiente información como para comenzar a tomar decisiones sobre cuáles eran los elementos visuales clave para introducir en el diseño de papel. Al principio, trasladé directamente el diseño del berlinés al nuevo tamaño tabloide. Ese fue un momento realmente importante: me permitió conocer cuáles podrían ser los problemas. En lugar de pensar “estoy haciendo un rediseño, necesito nuevas tipografías”, sabía que necesitaba una nueva tipografía por unas razones concretas y lo mismo para la web. Entonces nos sentamos con Paul Barnes y Christian Schwartz, de Commercial Type, para hablar sobre los problemas que teníamos que resolver. Cuando llegamos a la conclusión de que el problema era de contraste. Comprendimos que la tipografía Guardian Egyptian era demasiado suave, no lo suficientemente seria, y especialmente problemática en tamaños pequeños. Además, con las nuevas secciones, teníamos que ver cómo estructurábamos el diario. Decidimos que Deportes iría en la parte del final, que Opinión iría en medio… Esta estructura implicaba otros cambios. Hicimos muchas páginas para probarla. También vimos que necesitábamos redimensionar todo y usar color cuando antes no lo había. Con los suplementos del domingo sabíamos de nuestros lectores que algunos compraban el Guardian por el suplemento literario Review, otros por la revista… Teníamos que dar con una forma de recoger los suplementos de forma diferente; de tal manera que se pudiesen separar fácilmente. Vimos que podíamos jugar con el formato de cada suplemento, no hacer dos iguales ni con las mismas calidades… Fue un proceso lento en el que nos guiamos por ofrecer el mejor producto para cada contenido. Convertir el berlinés en un tabloide fue comenzar casi de cero e ir viendo lo que podíamos construir.

¿Cómo es la relación entre la sección impresa y la digital?

Ha sido una de las tareas en las que he estado trabajando a fondo estos últimos dos años. Cuando llegué al Guardian, estaban completamente separadas. Lo impreso era prioritario, todo se hacía para lo impreso. Poco a poco, eso ha cambiado. Ahora sabemos qué tenemos que hacer en las plataformas digitales, incluso antes que en el impreso: qué gráficos, qué fotografías… Y cada vez hay más cambios. Por ejemplo, en las habilidades de los diseñadores tanto en digital como en impreso. La web de The Guardian está hecha por diseñadores, no por desarrolladores, porque los diseñadores saben escribir código, construir webs… Lo que significa que podemos hacer cosas muy rápido, no tenemos que esperar el proceso de obtención de datos, diseñarlo, hablar con los desarrolladores… Es un proceso más eficiente. Estos cambios también afectan al equipo de diseñadores del impreso: colocándolos con el equipo digital, han aprendido cómo los administradores de contenido funcionan correctamente y qué pueden cambiar, transfiriendo habilidades entre equipos.

Alex Breuer explicando el rediseño de la marca en redes en el Congreso ÑH2018 en Madrid.

Alex Breuer explicando el rediseño de la marca en redes en el Congreso ÑH2018 en Madrid.

El rediseño del diario no ha supuesto sólo una puesta a punto del diario sino que ha afectado a los suplementos, a la revista… ¿Qué hitos te gustaría destacar de este último año en The Guardian?

En primer lugar, Guardian Weekly, que ha sido muy importante porque nos ha hecho entender lo que el producto impreso es y el valor de cómo presentar la información. Fuimos en contra del pensamiento convencional de qué tiene que ser lo impreso. Ha sido un catalizador excelente para la empresa para repensar cómo podemos hacer más. En segundo lugar, el diario del domingo: dar una nueva vida a la forma de cubrir los libros y la comida. Mostrando que se pueden hacer cosas de una manera diferente porque los lectores lo demandan. Por último, reducir las secciones simplificando la navegación y ayudando a los lectores a conocer dónde están y a dónde quieren ir. Eso nos ha ayudado a averiguar qué secciones son las más populares y cuáles aquellas por las que los lectores están dispuestos a pagar más: opinión y contenido original. Hemos tratado así de responder a la pregunta de qué tenemos que ser para nuestros lectores.

theguardian20180115_001 theguardian20180115_003 theguardian20180115_004 theguardian20180115_005 theguardian20180115_007 theguardian20180115_008