Una edición llena de sorpresas


Mientras nos preparamos para los Premios ÑH20, convocatoria abierta a partir del 15 de septiembre, reunimos algunos comentarios del jurado de la pasada edición para saber más sobre el proceso de juzgar, sobre su experiencia e impresiones. 

Mónica Serrano empezó su carrera profesional en Diario de Cádiz (España), tras graduarse en Diseño Gráfico en 2007. Posteriormente, trabajó como editora gráfica durante cuatro años en el diario Público en Madrid, donde también impartió clases de infografía en el Istituto Europeo di Design. Su trabajo ha sido reconocido con más de 40 premios internacionales en los certámenes SND, SPD, Webbys, Malofiej, ÑH y British Archaeological Award, entre ellos, el Best of Show en Malofiej 26 por “The Science of Hummingbirds”.


En esta edición de ÑH19 muchos fueron los trabajos que me sorprendieron, desde portadas ingeniosas como las del diario O Povo (Brasil), especialmente aquella sobre las elecciones en la que había que mirar al trasluz para ver el titular, o aquella de Público (Portugal) en la que un cuestionario sobre actualidad reemplazaba la portada para hablar sobre las ‘fake news’. Puede parecer que todo está inventado, pero aún queda espacio para la innovación. En varias ocasiones me encontré encandilada leyendo una noticia cuando el tiempo apremiaba para ver los cientos de páginas que se presentaron. Igual me pasó con algunos reportajes como el interactivo de las minas clandestinas de RTVE (España) o el vídeo sobre los autobuses ilegales en Lima. Este trabajo de El Comercio (Perú) despertó entre el jurado un auténtico interés gracias a la narrativa en primera persona y la temática cercana al consumidor. Este reportaje te transporta al caótico tráfico de la capital peruana de manera efectiva y ¡terrorífica! Debo agradecer a esos miembros del jurado que bajaron los premios del Olimpo del diseño a lo terrenal de la noticia local. Admito que, después de tantos años intentando entrenar el ojo como diseñadora, muchas de estas piezas hubieran pasado desapercibidas para mí. Gracias a ellos encontramos auténticos diamantes.

Entre las escasas notas negativas destacaría la falta de gráficos en la categoría de ‘breaking news’. Me hizo preguntarme si ya no se le da tanta importancia al despliegue informativo del día siguiente en un mundo en el que twitter y otras plataformas propagan las noticias a la velocidad de la luz o si, simplemente, ya no hay músculo para sacar adelante esa clase de coberturas. Otra opción podría ser que los participantes piensen que ese tipo de trabajos no serán premiados y solo aquellos realizados con más tiempo y dedicación optan a medalla. Me quedo con la duda.

Uno de los grandes descubrimientos de este año fue el gráfico sobre la tragedia del ARA San Juan. Me impresionó el gusto con el que La Nación (Argentina) resolvió gráficamente un tema tan delicado. La réplica en 3D de los restos del submarino no era mero adorno, gracias a ella se podía ver el estado en el que había quedado de manera mucho más efectiva que viendo las fotografías de manera individual. Pero detrás del diseño, y las pequeñas decisiones que hacen a un gráfico extraordinario, se encontraba algo aún más meritorio. A posteriori me enteré de que dicha reproducción no se había realizado, como en un principio pensé, a partir de fotos. Estando el caso bajo sumario, las imágenes no eran públicas. La meticulosa representación se había creado basada en audios que describían su estado. Este gráfico es el resultado de muchos meses de investigación, de entrevistas, de la perseverancia y la minuciosa confirmación de cada detalle. Chapó.

Este texto fue escrito para el libro ÑH19 que reúne los trabajos
ganadores de la edición de 2019 y las impresiones del jurado.