Nostalgia de lo que vi y no vi


Mientras nos preparamos para los Premios ÑH20, convocatoria abierta a partir del 15 de septiembre, reunimos algunos comentarios del jurado de la pasada edición para saber más sobre el proceso de juzgar, sobre su experiencia e impresiones. 

 Yelitza Linares. Periodista. Especializada en estrategia y gestión de medios. Promotora del cambio y de nuevos proyectos periodísticos. Líder de Negocios y Alianzas de El Pitazo.net (Venezuela) Fue Jefa de Apertura de El Nacional y Directora de Producto y Calidad del grupo Cadena Capriles. Fundadora de la consultora SDI y, actualmente, coordina el proyecto multimedia VocesdelDesamparo.com

Debo empezar advirtiendo que vivo en un país en el que ya casi no existen diarios impresos y donde los quioscos venden de todo, menos periódicos y revistas. Han dejado de circular 67 periódicos y la mayoría de los profesionales nos hemos visto obligados a migrar a medios digitales, forzados por las estrategias de censura del gobierno en Venezuela.

Así llegué como jurado a la primera fase de evaluación a distancia de los Premios ÑH, concentrada en categorías que se valoraban en una pantalla, todo digital. Llegar unas semanas después a Buenos Aires, como jurado de la ronda final presencial, para evaluar los trabajos finalistas en todas las categorías, incluidas las impresas, fue un regalo. Pude volver a hojear y ojear páginas, como cuando era jefa de Apertura del diario El Nacional y revisaba casi diez diarios todas las mañanas, y valorar la jerarquización en el papel, los niveles de lectura, el juego tipográfico, el uso protagonista o complementario de fotografías, ilustraciones e infografías.

¡Ensuciarme los dedos con la tinta! Palpé las diferentes texturas de revistas, como una de las ganadoras EME, de El Mundo. Redescubrí que las yemas de mis dedos son sensibles al mundo físico, donde las superficies informativas pueden ser rugosas, cuarteadas, patentes, frías, cálidas, porque tienen que decir algo. Y no se reducen a una pantalla uniforme, helada, dura y resbaladiza. Reviví una experiencia sensorial que había olvidado. Como cuando te reencuentras después de muchos años con una vieja amiga y, solo hablando con ella, te das cuenta de que la extrañabas mucho, pura nostalgia. Aún así, confieso que en diarios vi las mismas publicaciones de siempre y pocas portadas rompedoras.
Esperaba más.

Destaco las de Extra, siempre intentando interpretar fielmente lo que sienten sus lectores. Celebro las que rompieron la liga: la de O Povo, pidiéndole a sus lectores que pusieran una página al trasluz para poder leer el titular de ‘Las elecciones que usted no ve’. O la de Público, que hizo todos los llamados de su primera página de aniversario con ‘trivias’ (preguntas a modo de encuesta) sobre las noticias destacadas. O la de la revista Mono, de RedAcción, que te cuenta todo en un solo folio que se va desdoblando. Y adoré el esmero del semanario Expresso, que se vende en quioscos dentro de una bolsa de papel con asa, como una pieza de gran valor.

En digital, el especial ‘Descenso de una mina clandestina’, del Laboratorio de Innovación Audiovisual de RTVE,  la televisión pública española, me generó claustrofobia y aplaudí ‘La bestia de Petit Thouars’ de El Comercio, de Perú, porque mostró que es posible hacer un vídeo con una ardua investigación, de manera amena, con una cuidada estética y sobre un tema relevante para las audiencias.

Concluyo con otra nostalgia: la que sentí por lo que no vi en digital. Eché en falta publicaciones y reportajes que pudieron estar en el certamen. Medios digitales nativos en Latinoamérica que están haciendo apuestas interesantes y muy bien diseñadas, en noticias multimedia y con periodismo de datos, que han logrado otros premios este año, y que merecían estar presentes. Extrañé, también, no ver más vídeos, más diseño en los vídeos, más rediseños de portales y aplicaciones móviles. Nos queda la tarea de motivar a los autores y hacer posible su participación en los próximos años.

Este texto fue escrito para el libro ÑH19 que reúne los trabajos
ganadores de la edición de 2019 y las impresiones del jurado.

+ There are no comments

Add yours