Diario de un jurado


Mientras nos preparamos para los Premios ÑH20, convocatoria abierta a partir del 15 de septiembre, reunimos algunos comentarios del jurado de la pasada edición para saber más sobre el proceso de juzgar, sobre su experiencia e impresiones. 

María González lleva más de 20 años trabajando en distintas cabeceras de Unidad Editorial/El Mundo. Actualmente es directora de Arte del Área Transversal de Unidad Editorial, incluidas algunas revistas como EMEMarca Motor y el suplemento semanal Fuera de Serie. Además es responsable del diseño de otros suplementos para El Mundo y Expansión. También trabajó en el último rediseño de la web de El Mundo y de su actual implantación en las redes sociales. En el plano docente, ha impartido durante 4 años la asignatura de Diseño de Revistas incluida en el máster de Diseño Editorial organizado por el IED de Madrid. Anteriormente ha sido directora de Arte del suplemento dominical de El MundoPapel, de la revista Yo Dona y jefe de sección de Diseño del Magazine


Mi trabajo de jurado en los Premios ÑH empezó en Madrid, a 10.039 kilómetros de Buenos Aires, donde estuve siete días: tres de jurado, dos de charlas y dos de paseo.

Día 1. Hace sol y nos reunimos por primera vez los ocho miembros del jurado.

Día 2. Cuando rechazamos un trabajo, no puedo evitar pensar lo rápido que descartamos lo que debió suponer un gran esfuerzo a mucha gente. A veces dudamos y esto es lo mejor, hay lenguajes distintos. A veces sale un oro. Aplausos.

Día 3. El edificio de la FADU (Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo) donde estamos es impactante, un enorme cubo de hormigón con un gran patio central en el que me sobrecoge el inmenso cartel con las caras y nombres de los estudiantes desaparecidos durante la dictadura. Se respira energía y ganas de opinar. Un inconformismo muy necesario en la educación y en esto de contar historias.

Día 4. Se empieza a nublar y Yelitza, periodista del diario venezolano El Pitazo, nos cuenta en su charla cómo replicaron la página web del prostíbulo mexicano Zonadivas de forma que cuando sus ‘usuarios’ entraban se daban de bruces con las terribles historias de las mujeres que tuvieron que salir de Venezuela, trabajaron en ese prostíbulo
y fueron asesinadas. Gracias por contarlo.

Día 5. Sigue nublado y Rapa Carballo, de la revista Mongolia, que estudió en la FADU, nos cuenta que él aprendió allí que el diseño es una forma de estar y actuar en el mundo y no un oficio para satisfacer al cliente. Olé.

Día 6. Mi primer día libre. Diluvia. Es la primera vez que estoy en Buenos Aires y salgo a pasear. A las dos horas consigo un paraguas. No me quito de la cabeza lo que acabo de ver y oír estos días. Sigo paseando. 23,7 kilómetros según mi móvil.

Día 7. Sigue lloviendo, doy una vuelta y me voy  al aeropuerto.

Madrid, a 10.039 kilómetros de Buenos Aires.

Este texto fue escrito para el libro ÑH19 que reúne los trabajos
ganadores de la edición de 2019 y las impresiones del jurado.

+ There are no comments

Add yours